Consejos para conservar mejor las mandarinas

Las mandarinas, al igual que las naranjas, son unas frutas que, si están frescas (es decir, recién recolectadas) pueden aguantar con facilidad 10 o más días hasta que empiezan a estropearse.
Tal y como os contamos cómo conservar las naranjas, en este post os daremos una serie de consejos para que vuestras mandarinas se mantengan frescas y ricas durante días.

¿Cuándo maduran las mandarinas?

Es importante asegurarnos que las naranjas y mandarinas que compramos sean lo más frescas posibles, para asegurarnos que tendrán el máximo sabor y para que podamos aprovechar al 100% todas sus propiedades. Para ello hay que mirar la fecha de confección, lote, caducidad, etc

Cómo detectar las mejores mandarinas.

Aunque son más delicadas que las naranjas, también pueden aguantar varios días en perfecto estado. Cuando tengamos nuestras mandarinas en casa, es recomendable hacer una pequeña criba para diferenciar a las que están en mejor estado que el resto, para de esta forma, dejarlas siempre para comerlas al final. Para esto, simplemente tenemos que tener en cuenta dos detalles:

  • Observando su piel: Algunas variedades de mandarina (como las clementinas) tienen la piel muy fina. A veces, con el viento, las ramas de los propios mandarinos arañan o perforan ligeramente la piel. Esto a primera vista es difícil de detectar pero pasados unos días pueden verse marcas en la corteza. Es importante que empecemos a consumir primero esas, ya que lo más seguro es que resistan menos que el resto.
  • Comprobando su peso: Las mandarinas (y las naranjas) son mejores cuanto más pesan. Esto es, el tamaño en ocasiones no quiere decir nada, ya que lo que interesa es el contenido de zumo que tienen. Además, las más pesadas también son las que más aguantan.
  • Oliéndolas: Las mandarinas recolectadas en su punto óptimo de maduración tienen un olor muy intenso. Esta característica es muy notable, sobre todo, si las comparamos con el olor de una mandarina que ha pasado por cámara.

Cómo conservar mejor las mandarinas.

  • Lo más importante es almacenarlas correctamente. Esto es, colocarlas en un lugar ventilado y a una temperatura ambiente (ni cerca de radiadores ni tampoco en el balcón, debemos evitar los extremos)
  • El recipiente donde las vas a almacenar es importante. Cuando recibas nuestro pedido en casa, te recomendamos que las saques de la caja y las pongas en un frutero, de esta forma se conservarán mejor. Además, si evitamos que estén en contacto con otras frutas, mucho mejor.
  • Las mandarinas y la nevera. Si vamos a dejar que pasen varios días antes de consumirlas (por ejemplo, una semana) es mejor ponerlas en la nevera para que se conserven mejor, aunque debemos tener en cuenta que su sabor se verá alterado por el frío de la nevera y no estarán tan dulces.

Aprovechar todas las mandarinas

Si pese a estos consejos, vemos que algunas de nuestras mandarinas se estropean, siempre podemos utilizarlas antes de tirarlas a la basura y hacer, por ejemplo, mermelada de mandarina casera. Si nos gusta la cocina no tendremos problemas en hacerlo y si no, es un buen modo de empezar!

www.germansfuster.com